Vocabulario relacionado1
186 palabras

sorpresa. 1. f. Accií³n y efecto de sorprender. 2. f. Cosa que da motivo para que alguien se sorprenda. En el armario habí­a una sorpresa. coger a alguien de, o por, ~ algo. 1. locs. verbs. sorprender (‖ coger desprevenido).□ V. matrimonio por sorpresa...
últimamente. 1. adv. m. por último. 2. adv. t. Hace poco tiempo, recientemente....
indefinible. 1. adj. Que no se puede definir....
digno, na. (Del lat. dignus). 1. adj. Merecedor de algo. 2. adj. Correspondiente, proporcionado al mérito y condicií³n de alguien o algo. 3. adj. Que tiene dignidad o se comporta con ella. 4. adj. Dicho de una cosa: Que puede aceptarse o usarse sin desdoro. Salario digno. Viviend...
historia. (Del lat. historÄ­a, y este del gr. ἱστορία). 1. f. Narracií³n y exposicií³n de los acontecimientos pasados y dignos de memoria, sean públicos o privados. 2. f. Disciplina que estudia y narra estos sucesos. 3. f. Obra histí³rica compuesta por un escritor. La histori...
sostener. (Del lat. sustinēre). 1. tr. Sustentar, mantener firme algo. U. t. c. prnl. 2. tr. Sustentar o defender una proposicií³n. 3. tr. Sufrir, tolerar. Sostener los trabajos. 4. tr. Prestar apoyo, dar aliento o auxilio. 5. tr. Dar a alguien lo necesario para su manuten...
indefinidamente. 1. adv. m. De modo indefinido o inacabable....
sanguí­neo, a. (Del lat. sanguinĕus). 1. adj. De sangre. 2. adj. Que contiene sangre o abunda en ella. 3. adj. Dicho de una persona: De temperamento impulsivo. 4. adj. De color de sangre. 5. adj. Perteneciente o relativo a la sangre.□ V. emisií³n sanguí­neagrupo sanguí­ne...
epidérmico, ca. 1. adj. Anat. Perteneciente o relativo a la epidermis....
ahora. (De agora). 1. adv. t. A esta hora, en este momento, en el tiempo actual o presente. 2. adv. t. Poco tiempo ha. Ahora me lo han dicho. 3. adv. t. Dentro de poco tiempo. Ahora te lo diré. 4. adv. t. Am. hoy. 5. conj. distrib. Ahora hable de ciencias, ahora de artes, si...
copia. (Del lat. copÄ­a). 1. f. Accií³n de copiar. La copia de obras de arte está legislada. 2. f. Muchedumbre o abundancia de algo. 3. f. Reproduccií³n literal de un escrito o de una partitura. 4. f. En los tratados de sintaxis, lista de nombres y verbos, con los casos que rigen...
rareza. 1. f. Cualidad de raro. 2. f. Cosa rara. 3. f. Accií³n caracterí­stica de la persona rara o extravagante....
temerariamente. 1. adv. m. De modo temerario....
teí³rico, ca. (Del lat. theorÄ­cus, y este del gr. θεωρικός). 1. adj. Perteneciente o relativo a la teorí­a. 2. adj. Que conoce las cosas o las considera tan solo especulativamente. 3. adj. Dicho de una persona: Que cultiva la parte teí³rica de una ciencia o un arte. U. t. c....
microscí³pico, ca. 1. adj. Perteneciente o relativo al microscopio. 2. adj. Hecho con ayuda del microscopio. Vistas, observaciones microscí³picas. 3. adj. Tan pequeño que no puede verse sino con el microscopio. 4. adj. Muy pequeño....
mutuamente. 1. adv. m. Con recí­proca correspondencia....
corrido, da. (Del part. de correr). 1. adj. Que excede un poco del peso o de la medida que se trata. 2. adj. Avergonzado, confundido. 3. adj. Dicho de una parte de un edificio: Continua, seguida. 4. adj. coloq. Dicho de una persona: De mundo, experimentada y astuta. 5. m. Ti...
estable. (Del lat. stabÄ­lis). 1. adj. Que se mantiene sin peligro de cambiar, caer o desaparecer. Temperatura, economí­a estable. 2. adj. Que permanece en un lugar durante mucho tiempo. Inquilino estable. 3. adj. Que mantiene o recupera el equilibrio. Un coche muy estable....
viable1. (Del fr. viable, de vie, vida). 1. adj. Que puede vivir. Se dice principalmente de las criaturas que, nacidas o no a tiempo, salen a luz con robustez o fuerza bastante para seguir viviendo. 2. adj. Dicho de un asunto: Que, por sus circunstancias, tiene probabilidades de poderse ll...
topado, da. 1. adj. El Salv. y Hond. Dicho de una persona: tonta (‖ falta de entendimiento o razí³n). 2. adj. Hond. Dicho de una persona: Detenida y apresada por la Policí­a. 3. adj. Hond. Dicho de una persona: Obsesionada por algo. 4. f. Golpe que dan con la cabeza los an...
sí³lido, da. (Del lat. solÄ­dus). 1. adj. Firme, macizo, denso y fuerte. 2. adj. Dicho de un cuerpo: Que, debido a la gran cohesií³n de sus moléculas, mantiene forma y volumen constantes. U. t. c. s. m. 3. adj. Asentado, establecido con razones fundamentales y verdaderas. 4. m. M...
suceder. (Del lat. succedĕre). 1. intr. Dicho de una persona o de una cosa: Entrar en lugar de otra o seguirse a ella. 2. intr. Entrar como heredero o legatario en la posesií³n de los bienes de un difunto. 3. intr. Descender, proceder, provenir. 4. intr. Efectuarse un hecho, oc...
extraña. 1. f. V. extraño.extraño, ña. (Del lat. extranĕus). 1. adj. De nacií³n, familia o profesií³n distinta de la que se nombra o sobrentiende, en contraposicií³n a propio. U. t. c. s. 2. adj. Raro, singular. 3. adj. extravagante. Extraño humor, genio Extraña maní­a 4. a...
vivo, va. (Del lat. vivus). 1. adj. Que tiene vida. Apl. a pers., u. t. c. s. Los vivos y los muertos. 2. adj. Dicho del fuego, de la llama, etc.: avivados. La brasa viva. 3. adj. Intenso, fuerte. 4. adj. Que está en actual ejercicio de un empleo. U. m. en la milicia. 5. adj...
condicional. (Del lat. conditionālis). 1. adj. Que incluye y lleva consigo una condicií³n o requisito. 2. m. Gram. Tiempo que expresa accií³n futura en relacií³n con el pasado del que se parte. Prometií³ que escribirí­a. En ciertos casos es permutable por el pretérito imperfecto o el pret...
geí³logo, ga. 1. m. y f. Persona que profesa la geologí­a o tiene en ella especiales conocimientos....
microscopista. 1. com. Persona que profesa la microscopia....
petrolí­fero, ra. (De petrí³leo y ?´fero). 1. adj. Que contiene petrí³leo.□ V. plataforma petrolí­fera...
arenisco, ca. 1. adj. Que tiene mezcla de arena. Vaso, ladrillo, terreno arenisco 2. f. Roca sedimentaria formada por arena de cuarzo cuyos granos están unidos por un cemento silí­ceo, arcilloso, calizo o ferruginoso que le comunica mayor o menor dureza....
prospeccií³n. (Del lat. prospectÄ­o, -ōnis). 1. f. Exploracií³n del subsuelo basada en el examen de los caracteres del terreno y encaminada a descubrir yacimientos minerales, petrolí­feros, aguas subterráneas, etc. 2. f. Exploracií³n de posibilidades futuras basada en indicios presentes. ...
prometedor, ra. 1. adj. Que promete. U. t. c. s....
microscopio. (De micro- y -scopio). 1. m. Instrumento í³ptico destinado a observar objetos extremadamente diminutos, haciendo perceptible lo que no lo es a simple vista. ~ electrí³nico. 1. m. El que utiliza radiacií³n electrí³nica en vez de luz, y con el que se consiguen aumentos muchos m...
sorpresa. 1. f. Accií³n y efecto de sorprender. 2. f. Cosa que da motivo para que alguien se sorprenda. En el armario habí­a una sorpresa. coger a alguien de, o por, ~ algo. 1. locs. verbs. sorprender (‖ coger desprevenido).□ V. matrimonio por sorpresa...
curioso1, sa. (Del lat. curiōsus). 1. adj. Que tiene curiosidad. U. t. c. s. 2. adj. Que excita curiosidad. 3. adj. Limpio y aseado. 4. adj. Que trata algo con particular cuidado o diligencia. 5. m. y f. Ven. Persona que tiene habilidad manual. 6. m. y f. Ven. Persona ...
enormemente. 1. adv. m. Con enormidad....
naní³metro. (De nano- y ?´metro). 1. m. Medida de longitud que equivale a la milmillonésima (10-9) parte del metro. (Sí­mb. nm)....
demasiado, da. (De demasí­a). 1. adj. Que es en demasí­a, o tiene demasí­a. 2. adj. ant. Que habla o dice con libertad lo que siente. 3. adv. c. excesivamente....
obviamente. 1. adv. m. De manera obvia, sin dificultad, sin duda alguna....
alargado, da. 1. adj. Considerablemente más largo que ancho....
inquietante. 1. adj. Que inquieta....
exí³tico, ca. (Del lat. exotÄ­cus, y este del gr. ἐξωτικός). 1. adj. Extranjero, peregrino, especialmente si procede de paí­s lejano. 2. adj. Extraño, chocante, extravagante. 3. f. Méx. Bailarina de cabaré....
bosque. (De or. inc.). 1. m. Sitio poblado de árboles y matas. 2. m. Abundancia desordenada de algo, confusií³n, cuestií³n intrincada. 3. m. germ. barba (‖ pelo que nace en la cara).□ V. alcalde de obras y bosques...
submundo. 1. m. Ambiente marginal o delictivo....
aliení­gena. (Del lat. alienigĕna). 1. adj. extranjero. U. t. c. s. 2. adj. extraterrestre (‖ supuestamente venido desde el espacio exterior). U. t. c. s.aliení­geno, na. (Del lat. alienigĕnus). 1. adj. Extraño, no natural....
microbiolí³gico, ca. 1. adj. Perteneciente o relativo a la microbiologí­a....
í­nfimo, ma. (Del lat. infÄ­mus, sup. de infĕrus, inferior). 1. adj. Que está muy bajo. 2. adj. En el orden y graduacií³n de las cosas, se dice de la que es última y menos que las demás. 3. adj. Se dice de lo más vil y despreciable en cualquier lí­nea....
alucinado, da. (Del part. de alucinar). 1. adj. Trastornado, ido, sin razí³n. 2. adj. visionario. U. t. c. s....
diminuto, ta. (Del lat. diminÅ«tus). 1. adj. Defectuoso, falto de lo que sirve para complemento o perfeccií³n. 2. adj. Excesivamente pequeño.□ V. séptima diminutasexta diminuta...
nitrí³geno. (De nitro- y ?´geno). 1. m. Elemento quí­mico de núm. atí³m. 7. Gas abundante en la corteza terrestre, constituye las cuatro quintas partes del aire atmosférico en su forma molecular N2, y está presente en todos los seres vivos. Inerte, incoloro, inodoro e insí­pido, se licua a muy...
silicio. 1. m. Elemento quí­mico de núm. atí³m. 14. Extraordinariamente abundante en la corteza terrestre, de la que constituye más de la cuarta parte, se encuentra principalmente en forma de sí­lice, como en el cuarzo y sus variedades, y de silicatos, como en la mica, el feldespato y la arcill...
observable. (Del lat. observabÄ­lis). 1. adj. Que se puede observar....
asombro. (De asombrar). 1. m. Susto, espanto. 2. m. Gran admiracií³n. 3. m. Persona o cosa asombrosa....
sodio. (Del lat. cient. sodium, y este del it. soda, sosa, término acuñado en 1807 por H. Davy, 1778-1829, quí­mico y fí­sico británico que lo descubrií³). 1. m. Elemento quí­mico de núm. atí³m. 11. Metal muy abundante en la corteza terrestre, principalmente en forma de sales, como el cloruro s...
potasio. (Del lat. cient. potassium, y este del neerl. pottaschen, ceniza de pote, término acuñado en 1807 por H. Davy, 1778-1829, quí­mico y fí­sico inglés que lo descubrií³). 1. m. Elemento quí­mico de núm. atí³m. 19. Metal muy abundante en la corteza terrestre; se encuentra en forma de sales...
aluminio. (Del ingl. aluminium, y este del lat. alumen, -inis). 1. m. Elemento quí­mico de núm. atí³m. 13. Metal muy abundante en la corteza terrestre, se encuentra en el caolí­n, la arcilla, la alúmina y la bauxita. Es ligero, tenaz, dúctil y maleable, y posee color y brillo similares a los de...
calcio. (Del lat. cient. calcium, de calx, calcis, cal). 1. m. Elemento quí­mico de núm. atí³m. 20. Metal muy abundante en la corteza terrestre, se encuentra principalmente en forma de carbonato, como la calcita, o de sulfato, como el yeso, y es un componente esencial de huesos, dientes, capara...
hierro. (Del lat. ferrum). 1. m. Elemento quí­mico de núm. atí³m. 26. Metal muy abundante en la corteza terrestre, se encuentra en la hematites, la magnetita y la limonita, y entra en la composicií³n de sustancias importantes en los seres vivos, como las hemoglobinas. De color negro lustroso o ...
fluorescencia. (De fluorita, en la cual se observí³ primeramente el fení³meno). 1. f. Fí­s. Luminiscencia que desaparece al cesar la causa que la produce....
continental1. 1. adj. Perteneciente o relativo a los paí­ses de un continente.□ V. ablacií³n continentalderiva continentalhemisferio continentalplataforma continentaltalud continentalcontinental2. (De Continental, nombre de una agencia de mensajes). 1. m. p. us. Agencia privada que se de...
diámetro. (Del lat. diamĕtrus, y este del gr. διάμετρος). 1. m. Geom. Segmento de recta que pasa por el centro del cí­rculo y cuyos extremos están en la circunferencia. 2. m. Geom. En otras curvas, lí­nea recta o curva que pasa por el centro, cuando aquellas lo tienen, y divide ...
tubo. (Del lat. tubus). 1. m. Pieza hueca, de forma por lo común cilí­ndrica y generalmente abierta por ambos extremos. 2. m. Recipiente de forma cilí­ndrica destinado a contener sustancias blandas, como pinturas, pomadas, etc., y que suele ser de paredes flexibles, cerrado por un extremo ...
décima. 1. f. V. décimo.décimo, ma. (Del lat. decÄ­mus). 1. adj. Que sigue inmediatamente en orden al o a lo noveno. 2. adj. Se dice de cada una de las diez partes iguales en que se divide un todo. U. t. c. s. 3. m. décima parte del billete de loterí­a. 4. m. Moneda de plata...
diámetro. (Del lat. diamĕtrus, y este del gr. διάμετρος). 1. m. Geom. Segmento de recta que pasa por el centro del cí­rculo y cuyos extremos están en la circunferencia. 2. m. Geom. En otras curvas, lí­nea recta o curva que pasa por el centro, cuando aquellas lo tienen, y divide ...
micrí³metro. (De micro- y ?´metro). 1. m. Instrumento de gran precisií³n destinado a medir cantidades lineales o angulares muy pequeñas. 2. m. Medida de longitud que equivale a la millonésima (10-6) parte del metro. (Sí­mb. μm)....
conocido, da. (Del part. de conocer). 1. adj. Distinguido, acreditado, ilustre. 2. m. y f. Persona con quien se tiene trato o comunicacií³n, pero no amistad.□ V. hidalgo de solar conocidopan mal conocido...
profundo, da. (Del lat. profundus). 1. adj. Que tiene el fondo muy distante de la boca o borde de la cavidad. 2. adj. Más cavado y hondo que lo regular. 3. adj. Extendido a lo largo, o que tiene gran fondo. Selva profunda. Esta casa tiene poca fachada, pero es profunda. 4. adj. Q...
reciente. (Del lat. recens, -entis). 1. adj. Nuevo, fresco o acabado de hacer. 2. adj. Que ha sucedido hace poco. ¶ MORF. sup. irreg. recentí­simo. 3. m. And. levadura (‖ hongos unicelulares)....
primitivo, va. (Del lat. primitÄ«vus). 1. adj. Primero en su lí­nea, o que no tiene ni toma origen de otra cosa. 2. adj. Perteneciente o relativo a los orí­genes o primeros tiempos de algo. 3. adj. Se dice de los pueblos aborí­genes o de civilizacií³n poco desarrollada, así­ como de l...
chauvinismo. 1. m. chovinismo....
adepto, ta. (Del lat. adeptus). 1. adj. Partidario de alguna persona o idea. U. t. c. s. 2. adj. Iniciado en los arcanos de la alquimia. U. t. c. s. 3. adj. Afiliado en alguna secta o asociacií³n, especialmente si es clandestina. U. t. c. s....
extraer. (Del lat. extrahĕre). 1. tr. sacar (‖ poner algo fuera de donde estaba). 2. tr. Mat. Averiguar las raí­ces de una cantidad o expresií³n algebraica dadas. 3. tr. Quí­m. Obtener uno de los componentes de un cuerpo por la accií³n de disolventes u otros medios.¶ MO...
í­gneo, a. (Del lat. ignĕus). 1. adj. De fuego, o que tiene alguna de sus cualidades. 2. adj. De color de fuego. 3. adj. Geol. Se dice de las rocas volcánicas procedentes de la masa en fusií³n existente en el interior de la Tierra....
lava1. (Del it. lava). 1. f. Materia derretida o en fusií³n que sale de un volcán al tiempo de la erupcií³n, formando arroyos encendidos. Frí­a y en estado sí³lido, se emplea en la construccií³n de edificios y en otros usos.lava2. (De lavar). 1. f. Ingen. Operacií³n de lavar (‖ puri...
respiradero. 1. m. Abertura por donde entra y sale el aire. 2. m. lumbrera (‖ abertura). 3. m. Abertura de las cañerí­as para dar salida al aire. 4. m. Rato de descanso en el trabajo. 5. m. coloq. í“rgano o conducto de la respiracií³n....
dominio. (Del lat. dominÄ­um). 1. m. Poder que alguien tiene de usar y disponer de lo suyo. 2. m. Poder o ascendiente que se ejerce sobre otra u otras personas. 3. m. Territorio sujeto a un Estado. U. m. en pl. Se usaba especialmente para designar los territorios del antiguo Imperio b...
oculto, ta. (Del lat. occultus). 1. adj. Escondido, ignorado, que no se da a conocer ni se deja ver ni sentir. de oculto. 1. loc. adv. de incí³gnito. 2. loc. adv. Sin ser visto. en oculto. 1. loc. adv. En secreto, sin publicidad.□ V. ciencias ocultasmano oculta...
caliente. (Del lat. calens, -entis). 1. adj. Que tiene o produce calor. 2. adj. Dicho de una habitacií³n, de una vestidura, etc.: Que proporcionan calor y comodidad. 3. adj. Dicho de una disputa, de una riña, de una pelea, etc.: Acaloradas, vivas. 4. adj. Conflictivo, problemátic...
gradiente. (De grado1). 1. m. Razí³n entre la variacií³n del valor de una magnitud en dos puntos prí³ximos y la distancia que los separa. Gradiente de temperatura, de presií³n. 2. f. Bol., Chile, Ec., Nic. y Perú. declive (‖ pendiente)....
térmico, ca. (Del gr. θέρμη, calor). 1. adj. Perteneciente o relativo al calor o la temperatura. 2. adj. Que conserva la temperatura. Material térmico.□ V. fiebre térmicaluneta térmica...
inútil. (Del lat. inutÄ­lis). 1. adj. No útil. Apl. a pers., u. t. c. s. 2. adj. Dicho de una persona: Que no puede trabajar o moverse por impedimento fí­sico. U. t. c. s. 3. adj. Dicho de una persona: Que no es apta para el servicio militar. U. t. c. s....
dogma. (Del lat. dogma, y este del gr. δόγμα). 1. m. Proposicií³n que se asienta por firme y cierta y como principio innegable de una ciencia. 2. m. Doctrina de Dios revelada por Jesucristo a los hombres y testificada por la Iglesia. 3. m. Fundamento o puntos capitales de todo s...
frontera. 1. f. V. frontero.frontero, ra. (De fronte y -ero). 1. adj. Puesto y colocado enfrente. 2. m. frentero. 3. m. Caudillo o jefe militar que mandaba la frontera. 4. f. Confí­n de un Estado. 5. f. lí­mite. U. m. en pl. Su codicia no tiene fronteras 6. f. fron...
estricto, ta. (Del lat. strictus, part. pas. de stringĕre, apretar, comprimir). 1. adj. Estrecho, ajustado enteramente a la necesidad o a la ley y que no admite interpretacií³n.□ V. legí­tima estricta...
reescribir. 1. tr. Volver a escribir lo ya escrito introduciendo cambios. 2. tr. Volver a escribir sobre algo dándole una nueva interpretacií³n.¶ MORF. part. irreg. reescrito....
enigma. (Del lat. aenigma, y este del gr. αἴνιγμα). 1. m. Dicho o conjunto de palabras de sentido artificiosamente encubierto para que sea difí­cil entenderlo o interpretarlo. 2. m. Dicho o cosa que no se alcanza a comprender, o que difí­cilmente puede entenderse o interpretarse....
bioquí­mica. (Del fr. biochimie, y este der. de bio- y chimie, quí­mica). 1. f. Estudio quí­mico de la estructura y de las funciones de los seres vivos.bioquí­mico, ca. (De bioquí­mica). 1. adj. Perteneciente o relativo a la bioquí­mica y a los fení³menos que estudia. 2. m. y f. Espec...
minúsculo, la. (Del lat. minuscÅ­lus). 1. adj. De muy pequeñas dimensiones, o de muy poca entidad. 2. f. letra minúscula....
establecido.□ V. orden establecido...
viabilidad1. 1. f. Cualidad de viable.viabilidad2. (De viable2). 1. f. Condicií³n del camino o ví­a por donde se puede transitar....
biolí³gico, ca. 1. adj. Perteneciente o relativo a la biologí­a.□ V. antagonismo biolí³gicoclasificacií³n biolí³gicaevolucií³n biolí³gicanomenclatura biolí³gicaquí­mica biolí³gica...
ribosoma. 1. m. Biol. Orgánulo en el que tienen lugar las últimas etapas de la sí­ntesis de proteí­nas....
enzimático, ca. 1. adj. Perteneciente o relativo a las enzimas....
duplicacií³n. (Del lat. duplicatÄ­o, -ōnis). 1. f. Accií³n y efecto de duplicar....
estrecho, cha. (Del lat. strictus). 1. adj. Que tiene poca anchura. 2. adj. Ajustado, apretado. Vestido, zapato estrecho. 3. adj. Dicho del parentesco: cercano. 4. adj. Dicho de la amistad: í­ntima. 5. adj. Rí­gido, austero, exacto. 6. adj. Apocado, miserable, tacaño. 7...
grosor. 1. m. Grueso de un cuerpo. 2. m. ant. Sustancia crasa o mantecosa....
encontrado, da. (Del part. de encontrar). 1. adj. Puesto enfrente. 2. adj. Opuesto, contrario, antitético. Climas encontrados.□ V. aleacií³n encontrada...
arrancado, da. (Del part. de arrancar). 1. adj. coloq. arruinado. 2. adj. Heráld. Se dice del árbol o planta que descubre sus raí­ces, y también de la cabeza o miembro del animal que no están bien cortados. 3. f. Partida o salida violenta de una persona o de un animal. 4. f. Comi...
un, una. (De uno). 1. art. indet. Formas de singular en masculino y femenino. Puede usarse con énfasis para indicar que la persona o cosa a que se antepone se considera en todas sus cualidades más caracterí­sticas. ¡Un Avellaneda competir con un Cervantes! 2. adj. uno. ~ tanto, o ~ tanto ...
cometa. (Del lat. comēta, y este del gr. κομήτης, de κόμη, cabellera). 1. m. Astr. Astro generalmente formado por un núcleo poco denso y una atmí³sfera luminosa que le precede, le envuelve o le sigue, según su posicií³n respecto del Sol, y que describe una í³rbita muy excéntrica. ...
asteroide. (Del gr. ἀστεροειδής, de figura de estrella). 1. adj. De forma de estrella. 2. m. Cada uno de los planetas telescí³picos, cuyas í³rbitas se hallan comprendidas, en su mayorí­a, entre las de Marte y Júpiter....
planetario, ria. (Del lat. planetarÄ­us). 1. adj. Perteneciente o relativo a los planetas. 2. m. Aparato que representa los planetas del sistema solar y reproduce los movimientos respectivos. 3. m. Edificio en que está instalado.□ V. espacio planetariosistema planetario...
marciano, na. 1. adj. Perteneciente o relativo al planeta Marte. 2. adj. Propio de él. 3. m. y f. Supuesto habitante del planeta Marte....
amplitud. (Del lat. amplitÅ«do). 1. f. Extensií³n, dilatacií³n. 2. f. Capacidad de comprensií³n intelectual o moral. Amplitud de miras. Amplitud de criterio. 3. f. Astr. íngulo comprendido entre el plano vertical que pasa por la visual dirigida al centro de un astro y el vertical pri...
microbio. (Del gr. cient. μικρόβιος; de μικρός, pequeño, y βίος, vida). 1. m. Nombre genérico que designa los seres organizados solo visibles al microscopio; p. ej. las bacterias, los infusorios, las levaduras, etc....
complicado, da. (Del part. de complicar). 1. adj. Enmarañado, de difí­cil comprensií³n. 2. adj. Compuesto de gran número de piezas. 3. adj. Dicho de una persona: Cuyo carácter y conducta no son fáciles de entender....
longitudinal. 1. adj. Perteneciente o relativo a la longitud. 2. adj. Hecho o colocado en el sentido o direccií³n de ella....
cabrí­o, a. 1. adj. Perteneciente o relativo a las cabras. 2. m. Ganado cabrí­o. 3. m. Rebaño de cabras. 4. m. ant. cabrí³n (‖ macho de la cabra).□ V. macho cabrí­omacho de cabrí­o...
polémico, ca. (Del gr. πολεμικός). 1. adj. Perteneciente o relativo a la polémica. 2. adj. Dicho de alguien o de algo, que provoca polémicas (‖ controversias). 3. f. Arte que enseña los ardides con que se debe ofender y defender cualquier plaza. 4. f. teologí­a d...
serio, ria. (Del lat. serÄ­us). 1. adj. Grave, sentado y compuesto en las acciones y en el modo de proceder. 2. adj. Dicho de una accií³n: Propia de una persona seria. 3. adj. Severo en el semblante, en el modo de mirar o hablar. 4. adj. Real, verdadero y sincero, sin engaño o bu...
informativo, va. 1. adj. Que informa (‖ da noticia de algo). 2. adj. Fil. Que informa (‖ da forma a algo). 3. m. boletí­n de noticias.□ V. avance informativovoto informativo...
listo, ta. (De or. inc.). 1. adj. Diligente, pronto, expedito. 2. adj. Apercibido, preparado, dispuesto para hacer algo. 3. adj. Sagaz, avisado. U. t. c. s.□ V. rosquilla lista...
demoler. (Del lat. demolīre). 1. tr. Deshacer, derribar, arruinar. MORF. conjug. c. mover....
malo, la. (Del lat. malus). 1. adj. Que carece de la bondad que debe tener según su naturaleza o destino. 2. adj. Dañoso o nocivo a la salud. 3. adj. Que se opone a la razí³n o a la ley. 4. adj. De mala vida y costumbres. U. t. c. s. 5. adj. enfermo (‖ que padece enfe...
filamentoso, sa. 1. adj. Que tiene filamentos....
mineralí³gico, ca. 1. adj. Perteneciente o relativo a la mineralogí­a....
postular. (Del lat. postulāre). 1. tr. Pedir, pretender. 2. tr. Pedir por la calle en una colecta. 3. tr. Pedir para prelado de una iglesia a alguien que, según derecho, no puede ser elegido. 4. tr. Arg., Cuba, El Salv., Méx. y Ur. Proponer un candidato para un cargo electivo. ...
aventurado, da. (Del part. de aventurar). 1. adj. Arriesgado, atrevido, inseguro. 2. adj. ant. Venturoso, afortunado....
pequeñez. 1. f. Cualidad de pequeño. 2. f. Infancia, corta edad. 3. f. Cosa de poco momento, de leve importancia. 4. f. Mezquindad, ruindad, bajeza de ánimo....
estructuracií³n. 1. f. Accií³n y efecto de estructurar....
infectar. (Del lat. infectāre). 1. tr. Dicho de algunos microorganismos patí³genos, como los virus o las bacterias: Invadir un ser vivo y multiplicarse en él. 2. tr. Corromper con malas doctrinas o malos ejemplos. U. t. c. prnl. 3. prnl. Dicho de un ser vivo: Resultar invadido por m...
conocido, da. (Del part. de conocer). 1. adj. Distinguido, acreditado, ilustre. 2. m. y f. Persona con quien se tiene trato o comunicacií³n, pero no amistad.□ V. hidalgo de solar conocidopan mal conocido...
bí³vido, da. (Del lat. bos, bovis, buey, y del gr. εἶδος, forma). 1. adj. Se dice de todo mamí­fero rumiante con cuernos í³seos cubiertos por estuche cí³rneo, no caedizos, y que existen tanto en el macho como en la hembra. Están desprovistos de incisivos en la mandí­bula superior y tienen...
enzima. (Del gr. ἐν, en, y ζύμη, levadura). 1. amb. Bioquí­m. Proteí­na que cataliza especí­ficamente cada una de las reacciones bioquí­micas del metabolismo....
transcripcií³n. (Del lat. transcriptÄ­o, -ōnis). 1. f. Accií³n y efecto de transcribir....
replicacií³n. (Del lat. replicatÄ­o, -ōnis). 1. f. ant. Accií³n de replicar. 2. f. ant. Repeticií³n, reiteracií³n....
gota. (Del lat. gutta). 1. f. Partí­cula de cualquier lí­quido de forma esferoidal. 2. f. coloq. pizca. No queda ni gota de pan 3. f. Arq. Cada uno de los pequeños troncos de pirámide o de cono que como adorno se colocan debajo de los triglifos del cornisamento dí³rico. 4. f. Med...
lipí­dico, ca. 1. adj. Bioquí­m. Perteneciente o relativo a los lí­pidos....
vacuola. (Del lat. vacuum, vací­o). 1. f. Biol. Orgánulo celular en forma de vesí­cula que almacena sustancias para diversas funciones celulares....
lipí­dico, ca. 1. adj. Bioquí­m. Perteneciente o relativo a los lí­pidos....
sedimentario, ria. 1. adj. Perteneciente o relativo al sedimento....
marciano, na. 1. adj. Perteneciente o relativo al planeta Marte. 2. adj. Propio de él. 3. m. y f. Supuesto habitante del planeta Marte....
ocioso, sa. (Del lat. otiōsus). 1. adj. Que está sin trabajo o sin hacer algo. U. t. c. s. 2. adj. Que no tiene uso ni ejercicio de aquello a que está destinado. 3. adj. Desocupado o exento de hacer cosa que le obligue. U. t. c. s. 4. adj. Inútil, sin fruto, provecho ni sustanci...
morfologí­a. (De morfo- y -logí­a). 1. f. Parte de la biologí­a que trata de la forma de los seres orgánicos y de las modificaciones o transformaciones que experimenta. 2. f. Gram. Parte de la gramática que se ocupa de la estructura de las palabras....
abultamiento. 1. m. Accií³n de abultar. 2. m. Bulto, prominencia, hinchazí³n....
fructí­fero, ra. (Del lat. fructÄ­fer, -ĕra). 1. adj. Que produce fruto....
hongo. (Del lat. fungus). 1. m. Planta talofita, sin clorofila, de tamaño muy variado y reproduccií³n preferentemente asexual, por esporas. Es parásita o vive sobre materias orgánicas en descomposicií³n. Su talo, ordinariamente filamentoso y ramificado y conocido con el nombre de micelio, absor...
membrana. (Del lat. membrāna). 1. f. Piel delgada a modo de pergamino. 2. f. Biol. Tejido o agregado de tejidos que en conjunto presenta forma laminar y es de consistencia blanda. 3. f. Fí­s. Placa o lámina de pequeño espesor, generalmente flexible. falsa ~. 1. f. Med. La que c...
biolí³gico, ca. 1. adj. Perteneciente o relativo a la biologí­a.□ V. antagonismo biolí³gicoclasificacií³n biolí³gicaevolucií³n biolí³gicanomenclatura biolí³gicaquí­mica biolí³gica...
asimétrico, ca. (De a-2 y simétrico). 1. adj. Que carece de simetrí­a. 2. f. pl. Dep. paralelas asimétricas.□ V. barras asimétricas...
parentesco. 1. m. Ví­nculo por consanguinidad, afinidad, adopcií³n, matrimonio u otra relacií³n estable de afectividad análoga a esta. 2. m. Unií³n, ví­nculo o liga que tienen las cosas. ~ espiritual. 1. m. Ví­nculo que contraen en los sacramentos del bautismo y de la confirmacií³n e...
imaginable. (Del lat. imaginabÄ­lis). 1. adj. Que se puede imaginar....
gruta. (Del napolitano ant. o siciliano grutta, este del lat. vulg. crÅ­pta, este del lat. crypta, y este del gr. κρύπτη, cripta, der. de κρύπτειν, ocultar). 1. f. Caverna natural o artificial. 2. f. Estancia subterránea artificial que imita más o menos los peñascos natura...
literalmente. 1. adv. m. Conforme a la letra o al sentido literal. 2. adv. m. Que debe entenderse en la plenitud de su sentido la palabra a la cual acompaña. Estoy literalmente extenuado....
llenar. (De lleno). 1. tr. Ocupar por completo con algo un espacio vací­o. U. t. c. prnl. 2. tr. Dicho de un conjunto de personas: Ocupar enteramente un recinto. 3. tr. Ocupar dignamente un lugar o empleo. 4. tr. Parecer bien, satisfacer. La razí³n de Pedro me llení³. 5. tr...
acuí­fero, ra. (Del lat. aqua, agua, y ?´fero). 1. adj. Biol. Dicho de un conducto, de un vaso, etc.: Que en ciertos organismos llevan sustancias lí­quidas, singularmente agua. 2. adj. Geol. Dicho de una capa o vena subterránea: Que contiene agua. U. t. c. s. m....
carbí³nico, ca. 1. adj. Quí­m. Se dice de muchas combinaciones o mezclas en que entra el carbono.□ V. ácido carbí³nicoanhí­drido carbí³niconieve carbí³nica...
carbonato. (De carbono). 1. m. Quí­m. Sal del ácido carbí³nico con una base....
provenir. (Del lat. provenīre, crecer, desenvolverse). 1. intr. Dicho de una persona o de una cosa: Nacer, originarse, proceder de un lugar, de otra persona, de otra cosa, etc. MORF. conjug. c. venir....
calizo, za. 1. adj. Dicho de un terreno o de una piedra: Que tiene cal. 2. f. Roca formada de carbonato de cal. ~ fétida. 1. f. La que desprende olor desagradable cuando se la frota con un cuerpo duro. ~ hidráulica. 1. f. La que por calcinacií³n da cal hidráulica. ~ lenta. 1. ...
soluble. (Del lat. solubÄ­lis). 1. adj. Que se puede disolver o desleí­r. 2. adj. Que se puede resolver. Problema soluble....
subterráneo, a. (Del lat. subterranĕus). 1. adj. Que está debajo de tierra. 2. m. Lugar o espacio que está debajo de tierra. 3. m. Arg. metropolitano (‖ tren subterráneo). 4. m. Arg. Conjunto de instalaciones que posibilitan su funcionamiento....
gradualmente. 1. adv. m. de grado en grado....
gaseoso, sa. 1. adj. Que se halla en estado de gas. 2. adj. Dicho de un lí­quido: Que desprende gases. 3. f. Bebida refrescante, efervescente y sin alcohol....
sulfúrico, ca. 1. adj. sulfúreo. 2. adj. Bol. y Ec. irascible.□ V. ácido sulfúricoanhí­drido sulfúricoéter sulfúrico...
clásico, ca. (Del lat. classÄ­cus). 1. adj. Se dice del perí­odo de tiempo de mayor plenitud de una cultura, de una civilizacií³n, etc. 2. adj. Dicho de un autor, de una obra, de un género, etc.: Que pertenecen a dicho perí­odo. Apl. a un autor o a una obra, u. t. c. s. Un clásico del cine...
subproducto. 1. m. En cualquier operacií³n, producto que en ella se obtiene además del principal. Suele ser de menor valor que este....
metabí³lico, ca. 1. adj. Biol. Perteneciente o relativo al metabolismo....
caminar. (De camino). 1. tr. Andar determinada distancia. Hoy he caminado diez kilí³metros. 2. intr. Ir de viaje. 3. intr. Dicho de un hombre o de un animal: Ir andando de un lugar a otro. 4. intr. Dicho de una cosa inanimada: Seguir su curso. Caminar los rí­os, los planetas. 5....
exacto, ta. (Del lat. exactus). 1. adj. Puntual, fiel y cabal. U. t. c. adv.□ V. ciencias exactas...
galerí­a. (En b. lat. galilaea, pí³rtico, atrio). 1. f. Pieza larga y espaciosa, con muchas ventanas, o sostenida por columnas o pilares, que sirve para pasear o para colocar en ella cuadros, adornos y otros objetos. 2. f. Corredor descubierto o con vidrieras, que da luz a las piezas inter...
despacio. (De de- y espacio). 1. adv. m. Poco a poco, lentamente. 2. adv. t. Por tiempo dilatado. con ~. 1. loc. adv. Con lentitud y detenimiento. U. m. en Andalucí­a y algunos lugares de América. despacio. 1. interj. U. para prevenir a alguien que se modere en lo que va hablan...
subterráneo, a. (Del lat. subterranĕus). 1. adj. Que está debajo de tierra. 2. m. Lugar o espacio que está debajo de tierra. 3. m. Arg. metropolitano (‖ tren subterráneo). 4. m. Arg. Conjunto de instalaciones que posibilitan su funcionamiento....

Nanobios: La nueva frontera de la vida

2009-02-08 17:58:29

http://axxon.com.ar/zap/216/c-Zapping0216.htm

Enviado por: Gabriel

Departamento de Ciencias Naturales

Los intraterrestres (consultar enlace para leerlo en la web con fotos)

La vida nos está dando muchas sorpresas últimamente. No hablo, específicamente, de nuestra vida (que de hecho también nos da sorpresas), sino de algo llamado la vida, esa entidad aún indefinible por la cual existimos y nos elevamos del barro mineral.

Tantas son las sorpresas, y tantas las reescrituras del conocimiento, que hoy en día nos encontramos con hipótesis de algunos teóricos que más que propuestas científicas parecen especulaciones dignas de historias de ciencia ficción.

Una de las cuestiones que está hoy en discusión es: ¿hay un límite mínimo de tamaño para lo que llamamos vida?

Para la definición de vida que queremos sostener hoy, claro que sí.

Las células pueden ser muy pequeñas, pero contienen partes funcionales que no pueden disminuir de tamaño indefinidamente.

Para darnos una idea, ofrezco aquí una lista de tamaños de algunas células:
Bacteria (Escherichia coli) 1 um (micrómetros)
Glóbulo rojo sanguíneo 8 um
Célula epidérmica de elodea 65 um
Ameba 700 um

El propio ADN tiene un tamaño y —por lo que sabemos hasta ahora— el ADN debe estar en la célula. Si no hay ADN, según definimos hoy la vida, un objeto, por más que colee y haga copias, "no puede" considerarse vivo. Pero ante tanta evidencia de rarezas que la exploración cada vez más avanzada de nuestro mundo (y ahora de otros mundos) nos ha aportado, aparecen las respuestas de microbiólogos que, temerariamente, imaginan maneras diferentes de organizar las cosas.

Escherichia coli, una bacteria familiar

Un teórico llamado John Baross, de la Universidad de Washington y miembro del Instituto de Astrobiología de la NASA, opina que, cuando el tamaño de un ser microscópico no es suficiente para almacenar un genoma completo, podría ocurrir que se juntaran varios y vivieran en forma de colonias y sus genes estuvieran repartidos entre cientos, quizá miles, de células individuales, que colaboraran entre sí para permitir la existencia de esa colonia.

Estos microorganismos serían las partes individuales diferenciadas de un único organismo, pero se necesitarían mutuamente: como en todo sistema o mecanismo compuesto de partes, el todo sería más importante que la suma de esas partes.

Es un tipo de comunidades de células que se asemeja a las que —por lo que se ha especulado— podrían haber existido durante las primeras etapas del origen de la vida.

Otro científico, Jeffrey Lawrence, de la Universidad de Pittsburgh, ha corrido simulaciones de vida artificial en computadora en las que ha demostrado que una colonia cuyos individuos almacenaran un único gen cada uno sería biológicamente estable y viable. Los llamó "metacélulas".

Claro que esto suena raro pero, sin embargo, hay que decir que ya nos hemos topado en este mundo con una evidencia bastante sólida de que estas cuestiones podrían suceder.

Extrañas cosas ¿vivas? debajo del mar australiano

Unas extrañas "cosas" halladas en muestras de una perforación realizada en el mar a 3.000 metros por debajo del fondo, en el oeste de Australia, son tremendamente pequeñas como para que quepan en ellas los elementos básicos de esa vida que conocemos, y no responden a ningún canon conocido dentro de las formas vivas.

Pero, de acuerdo a todas las evidencias, deberían estar vivas. Para algunos científicos, ni siquiera hay un condicional: están vivas.

Philippa Uwins, geóloga y microscopista de la Universidad de Queensland, Australia, recibió a principios de los años 90 un encargo de una compañía petrolífera: estudiar unas muestras de piedra arenisca procedentes de una prospección petrolífera marina al oeste de Australia. Estos sedimentos habían sido recogidos mediante una perforación realizada a 3.000 metros bajo el fondo del mar y se tomaron de allí por la única razón de que ése era un lugar prometedor para encontrar petróleo... Pero no para que hubiese organismos vivos.

De haberse planteado la posibilidad, no era ése un sitio por el que nadie hubiese apostado mucho.

La doctora Uwins estudió las muestras que le entregaron con los microscopios electrónicos de su centro de investigación, que por cierto posee algunos muy potentes. Con enorme sorpresa, porque no era lo que buscaba y ni soñaba con eso, se encontró con unas curiosas estructuras que le llamaron enormemente la atención, de un tamaño entre 20 a 150 nanómetros (es decir de entre 7 y 50 veces más pequeñas que una bacteria) y con las formas características de las células vivas. No hizo falta demasiada exploración, estas "cosas" proliferaban en los intersticios de las muestras minerales.

Obviamente, se produjo una revolución en su laboratorio. Ella y un equipo de científicos australianos comenzó a estudiar estos extraños objetos de forma alargada, unos inquietantes y exóticos "nanofilamentos". Se extendían en grandes grupos, como en pequeños bosques, en un submundo alienígena.

¿Filamentos vivos?

Vieron que los filamentos no sólo tenía aspecto de cosas vivas: además se reproducían. Los hicieron crecer en placas para cultivos microbiológicos, comprobando que estos ínfimos "seres" se reproducían a temperatura ambiente y en presencia de oxígeno.

Los científicos estaban alucinados. Estas cosas crecían de manera tan rápida y con tanta facilidad que en dos o tres semanas producían colonias que se podían observar a simple vista.

Al realizar un análisis de los elementos químicos que componen estos filamentos, comprobaron que las diminutas estructuras estaban formadas en su mayor parte por carbono, oxígeno y nitrógeno, con algo de silicio. Quizás tuviesen hidrógeno, pero este elemento no era observable con la técnica de rayos X que ellos utilizaron.

Más asombro. Esa era una composición típica de los organismos vivos. Aunque el silicio no es para nada común en la química orgánica, aparece en la composición de algunos tipos de bacterias.

Para descartar con más certeza un origen mineral de esos nanofilamentos, comprobaron la ausencia de metales tales como sodio, potasio, aluminio, calcio o hierro.

Y usando técnicas de fluorescencias con moléculas y marcadores que permiten la detección del ADN, tuvieron resultados indiscutiblemente positivos: estos objetos extraños que la doctora Philippa Uwins y su equipo estudiaban contenían ADN.

Nanobios

De todo esto debía surgir la obvia conclusión: esas minúsculas formas que habían extraído de su hábitat en las profundidades de la corteza terrestre, muy por debajo de la plataforma continental de Australia, están vivas. Prácticamente no les quedaban dudas.

Sin embargo, eran demasiado pequeños. Demasiado pequeños como para ser del tipo de los organismos que se pueda decir que están vivos.

Cuando debieron ponerles un nombre, chocaron con un problema: el nombre que mejor les caía a estos organismos era el de nanobacterias, pero era una denominación que ya estaba usada: había sido empleada por el investigador finlandés Olavi Kajander para describir un nuevo tipo de parásito presente en la sangre humana, emparentado con la bacteria Brucella, que había sido descubierto en 1996 y que medía entre 200 y 300 nm (nanómetros) de diámetro.

Estos organismos como tubos eran muchos más pequeños, hasta de una décima parte de esas "nanobacterias". ¿Cómo llamarlos?

La doctora Philippa Uwins escogió para sus nanofilamentos vivos el término "nanobes" ("nanobios" en español), para distinguirlos de los "microbios" (microbes, en inglés), o bacterias, que son mucho mayores, ya que tienen diámetros típicos del orden de los micrómetros en lugar de nanómetros.

Ella y su equipo australiano publicaron los resultados preliminares de esta investigación, en los que introducían el nuevo término, "nanobios", en 1998.

Los nanobios no pueden estar vivos... ¿o sí?

Una debatida idea —conocida como la "teoría de la hirviente biosfera profunda"— subvierte la explicación tradicional del génesis en el mar o la superficie terrestre. Este modelo, bastante reciente, tiene implicaciones de amplio alcance para todas las teorías sobre la formación de la vida.

Formulada en gran parte por el astrónomo Thomas Gold de la Universidad de Cornell, la teoría propone que la vida no surgió en las capas superficiales de los mares primitivos, en donde podía alimentarse de la energía solar, sino de los microbios primitivos que prosperaban en las profundidades del planeta, alimentándose de su propia energía química.

"Sufrimos un chauvinismo de superficie" afirmó Gold en una entrevista después de la publicación de su libro La hirviente biosfera profunda. "Es más probable que la vida haya comenzado en las profundidades del planeta. Pero debido a que vivimos en la superficie, no pensamos mucho en la vida que bulle bajo nosotros".

Allí, los microbios obtienen energía química de las rocas sedimentadas en la forma de minerales oxidados. Los microorganismos extremófilos son tan adeptos a extraer este alimento que prosperan incluso en las rocas ígneas, lava solidificada que prácticamente no tiene materia orgánica.

Se cree que la vida que cubre el planeta emigró a la superficie a través de los respiraderos ubicados en el fondo del mar, y que al encontrarse con nuevas condiciones, cambiaron eventualmente su capacidad primitiva de alimentarse de la energía química por el proceso más complejo de la fotosíntesis.

Esta teoría cambia ampliamente los límites para la existencia de vida.

Gold dice que "Esto hace que la probabilidad de vida en otra parte sea mayor, ya que hay muy pocas opciones de encontrar condiciones similares a las de la superficie de la Tierra".

Thomas Gold no sostiene solamente que la vida nació allí, en las profundidades de la corteza, lo cual sería parte de la historia antigua, sino que el planeta alberga hoy mismo una comunidad de activos microorganismos en las profundidades debajo de la corteza terrestre. Esta vida proliferaría justo en los mismos dominios en los que fueron hallados los nanobios australianos y llegaría hasta miles de metros de profundidad.

Estos ocultos habitantes de la Tierra medrarían en enormes cantidades en los intersticios de las rocas profundas y calientes, ocupando todo el espacio disponible y obteniendo su energía de la propia química de las rocas o de los gradientes térmicos producidos por el magma. Las estimaciones de Gold nos dicen que esta nueva biosfera de las profundidades podría ser, cuantitativamente, más importante que nuestra propia biosfera de superficie, pudiendo llegar a tener una masa hasta diez veces superior a la masa de todos los organismos vivos que habitamos en la faz de nuestro planeta.

Estos organismos son, entonces, ni más ni menos que los intraterrestres, los verdaderos dueños del mundo, ya que ocuparían un volumen mucho mayor que lo que puede ocupar la vida de la superficie, aún sumándole la vida marina más profunda.

Podría ocurrir que los nanobios que halló la doctora Philippa Uwind sean la forma de vida más importante de nuestro planeta y, quizás, incluso, de todos los planetas. La historia de la Biología nos muestra una y otra vez que resulta completamente inútil establecer dogmas y fronteras demasiado estrictas.

Y si están vivos, bien, a reescribir la biología

Nanobios

Es evidente que si estos nanobios están vivos, tienen que ser algo muy diferente al resto de las células que conocemos.

Su modo de vida y de reproducción es aún un completo enigma.

Desconocemos si los nanobios responden a los patrones de lo que se llama "vida" o, en cambio, poseen una bioquímica muy diferente al resto de los organismos que hemos conocido hasta ahora, que se basa en componentes de menor tamaño que puedan almacenarse por completo en esa minúscula "célula".

Pero la comunidad científica los considera inviables

Una buena parte de la comunidad científica tiene grandes dudas sobre la naturaleza de estos nanobios. Desde los puntos de vista establecidos, estos nuevos entes no poseen viabilidad biológica. Los microbiólogos no pueden creer que el interior de los minúsculos filamentos quepan, por ejemplo, los ribosomas, necesarios para fabricar proteínas, ni tampoco la maquinaria enzimática que se hace cargo de la duplicación del ADN.

Se trata de complejos multiproteínicos que de ninguna manera caben en el estrecho "cuerpo" de un nanobio, pero se saben necesarios para las funciones vitales en todos los seres vivos conocidos.

Incluso, el ancho de los nanobios es sólo diez veces mayor que el grosor de una hebra de ADN, lo que hace que los científicos crean que un nanobio ni siquiera podría contener la cantidad de información genética mínima requerida para dotar al organismo de vida propia.

La discusión no es nueva

Aquellos que estén en contacto con las discusiones científicas sabrán todas las que se han motivado alrededor de las formas "de bacteria" encontradas en un meteorito hallado en la Antártida y que se considera proveniente de Marte. Muchos de los conceptos que venimos analizando más arriba se han discutido ya con respecto a esta pieza espacial.

El 27 de diciembre de 1984 un grupo de científicos de la NASA encontraron en un lugar denominado Allan Hills (Antártida) la pieza que bautizaron ALH84001 (ALlan Hills, 1984, pieza 001), un fragmento de Marte, según ellos, caído en la Tierra miles de años atrás, posiblemente al final de la Edad de Hielo, hace unos 13.000 años.

Pero esta piedra no llegó directamente del planeta rojo. El fragmento debe haber sido arrancado de la corteza de nuestro vecino Marte, posiblemente por el impacto de un gran objeto —un cometa o un asteroide— sobre su superficie, y quedó vagando durante millones de años por el espacio próximo. Hasta que un día su camino se cruzó con la Tierra y cayó allí, en los hielos de la Antártida.

El fragmento de roca desembarcó en los laboratorios de la NASA, siempre interesada en todo lo que tenga que ver con nuestro planeta vecino, el más parecido a nuestro mundo. Y pronto se hizo famoso.

Un equipo dirigido por el doctor David McKay, jefe científico de Ciencia Planetaria y Exploración en el Centro Espacial Johnson de la NASA, publicó, el 16 de agosto de 1996, un artículo científico en la revista Science que sacudió el mundo de la ciencia como el más poderoso de los terremotos.

El texto decía que los laboratorios de la NASA habían hallado, por primera vez, evidencias de la existencia de vida extraterrestre en el meteorito ALH84001, procedente de Marte. La pieza contiene pequeñas estructuras que, para él y su equipo de investigación, muy bien pudieran ser microfósiles, los restos fosilizados de minúsculas formas de vida marcianas.

El problema es que, lo mismo que los nanobios, esta forma (y muchas otras que están en la roca, aunque no tan nítidas) no tiene la amplitud necesaria como para haber sido un microbio de las características de los que conocemos. Es demasiado pequeño. La longitud de una típica bacteria Escherichia coli es de entre 1 y 2 µm (micrómetros), lo que es lo mismo que decir 1.000 a 2.000 nm. Y la famosísima figura de la foto tiene unas 200 nm de longitud (o sea que es del orden de tamaño de los nanobios).

"Microbio" de Marte

Los científicos estiman que el tamaño mínimo para incluir la complicada maquinaria que necesita una célula para llevar a cabo sus funciones vitales, con todos sus componentes, es una esfera de 200 nm. Obviamente, en una estructura longitudinal de 20 x 200 nm no cabría todo eso.

Desde ya la afirmación de que se trata de fósiles de seres vivos no ha sido aceptada aún, sino que ha originado altos niveles de polémica. Una máxima científica dice que cuanto más difícil de creer sea una afirmación, mayor debe ser el peso de la evidencia necesaria para que la tomemos en serio. Las pruebas que se siguen realizando sobre esta roca van arrojando resultados pendulares, que a veces acercan a la posibilidad de que se trate de fósiles de seres vivos y otras veces la desmienten.

Formas de vida que no son fáciles de aceptar

A menos que algún día desciendan seres pulpoides de una nave frente a las cámaras de las grandes cadenas informativas, no será fácil probar que existe vida extraterrestre. Los escépticos estarán siempre listos a señalar las más mínimas fisuras de una demostración y buscarán todas las maneras de demoler los datos que se consideran prueba. Por supuesto que esto no es malo, de ninguna manera.

El equipo de McKay se encontró, obviamente, con esta actitud. Dado que existen estructuras con formas filamentosas en rocas terrestres, la mayoría de los geólogos opinó que el origen de las que aparecen en el interior del meteorito podría muy bien tener una explicación mineralógica.

Los científicos con una visión tradicional opinaron que postular que esas rocas indican la presencia de formas de vida es al menos aventurado. Lo cierto es que hoy en día la ciencia ni siquiera puede afirmar, con total seguridad, que existía vida en la Tierra hace 3.000 ó 3.500 millones de años, a pesar de los cientos de restos fósiles encontrados y de muchas señales que lo indican.

Las formas que están alojadas en esa roca, incluso, y al igual que los nanobios, no podrían almacenar en ese espacio la información necesaria para su reproducción. Se dice que son "bacterias" marcianas, pero están mucho más en el orden de pequeñez de los virus. Y los virus, ya que no tienen sus propios mecanismos de reproducción, no se pueden considerar como que tienen vida independiente. Son otra forma de ¿entidad semiviviente? (no se le puede llamar vida, ¿cómo hay que llamarlos?) que genera controversia, ya que tampoco son formas minerales: tienen una altísima estructuración y les basta con infectar a una célula viva para reproducirse.

Durante aquella controversia se habló de las bacterias terrestres más pequeñas conocidas, del género Mycoplasma, que son células que ocupan una esfera de unos 150 nm de diámetro. Son los organismos más pequeños de vida libre aceptados hasta ahora. Causan la pleuropneumonía en bóvidos y también puede provocar enfermedades en los humanos. La Mycoplasma posee ADN de doble hebra con unos 500.000 pares de bases, enzimas (para la transcripción, replicación y glicolisis en su forma anaerobia) y ATP. Tiene hasta 750 proteínas distintas. Posee también gotas lipídicas y puede tener vacuolas. Tiene ribosomas y una bicapa lipídica mínima (membrana) que la encierra.

La Tierra nos ha aportado, para seguir la discusión, microfósiles de bacterias tan antiguas como las marcianas, como un ejemplar conocido con el nombre de Eobacterium isolatum que fue hallado en África del Sur, en una roca sedimentaria de hace 3.400 millones de años. Estas bacterias eran mucho mayores, sin embargo, a los supuestos fósiles marcianos, ya que tenían una longitud de alrededor de 500 nm.

Volvamos al mundo de los nanobios y similares del interior de la Tierra

La cosa es que, mientras los robots ruedan por Marte buscando señales de vida, los nanobios de Australia siguen reproduciéndose en el laboratorio ante la vista de cualquiera que desee observarlos. Hay que aceptar que, en muchos sentidos, cumplen con los criterios de la definición de vida.

El equipo australiano no se ha quedado ocioso. En los últimos dos años ha llevado adelante muchos más estudios, gracias a los que han detectado, por ejemplo, que los nanobios muestran distintas morfologías, que podrían corresponder, presumiblemente, a diferentes etapas de su ciclo vital.

En algunas de partes del ciclo se observan abultamientos que muy bien podrían corresponder a los cuerpos fructíferos que se observan en algunos hongos. También se ha puesto de manifiesto la presencia de membranas biológicas asimétricas recubriendo el cuerpo de los nanobios.

En la actualidad el equipo de Uwins está intentado secuenciar el ADN de sus criaturas, para ver si se puede demostrar que la secuencia es diferente a la de cualquier otro organismo conocido e incluso establecer las relaciones de parentesco con otros seres vivos. Los críticos sostienen, hasta ahora, que es probable los experimentos positivos de detección de ADN se deban a contaminación por otros microorganismos.

Los intraterrestres esculpen el mundo

Entretanto, los entes minúsculos siguen dando sorpresas.

De acuerdo a lo que afirma un equipo de geólogos de los Estados Unidos en un artículo publicado recientemente en Geology, algunas de las más grandes y espectaculares cavernas del mundo fueron creadas por los ingenieros más pequeños imaginables.

Cavernas de Carlsbad

Centenares de miles de visitantes recorren las espectaculares grutas y formaciones de roca de las cavernas de Carlsbad en Nuevo México y las cuevas de Frasassi en Italia. Pero ahora estos visitantes tendrán otra razón para maravillarse. Estas cuevas, dice Annette Summers Engel y sus colegas de la Universidad de Texas en Austin, literalmente fueron excavadas por bacterias al alimentarse.

Este tipo de cavernas son ejemplos de paisajes en los que las rocas se disolvieron para formar las cavidades y canales que se observan. Algunas veces se convierten en sistemas de cuevas y en otros casos se pueden llenar de agua o petróleo, creando acuíferos o depósitos de petróleo debajo de la superficie de la tierra.

La mayoría de estos sistemas se forman cuando el ácido carbónico, que se produce cuando el dióxido de carbono se disuelve en agua, se "come" los minerales formados de carbonatos. Sin embargo, hay otro ácido que puede realizar el mismo trabajo, y ahora los investigadores han descubierto que puede provenir de una inesperada fuente.

En los sistemas de Carlsbad y de Frasassi, el ácido transformó la piedra caliza (calcita o carbonato de calcio) en yeso (sulfato de calcio). El yeso es muy soluble en agua y por eso el agua subterránea lo disuelve y arrastra, lo que deja huecos que se van agrandando gradualmente.

La explicación estándar es que el sulfuro de hidrógeno gaseoso, que proviene del agua de las fuentes termales, burbujea en huecos llenos de aire y reacciona con el oxígeno, formando ácido sulfúrico. Pero Engel y sus colegas han encontrado que en la cueva Lower Kane en Wyoming, que se ha considerado por mucho tiempo el ejemplo clásico de cuevas excavadas por ácido sulfúrico, las cosas no han ocurrido de esta manera.

La cueva Lower Kane casi no contiene ninguna fuente con agua rica en sulfuro de hidrógeno y muy poco de este compuesto surge para unirse al aire de la cueva. Los investigadores encontraron, en cambio, que el sulfuro de hidrógeno lo utilizan unos microbios, que forman unas capas blancas de esferas que cubren el piso de la cueva. Esas bacterias usan el producto químico como fuente de energía, quemándolo de la misma manera en que nosotros quemamos los carbohidratos. El ácido sulfúrico es un subproducto de su proceso metabólico.

En otras palabras, los microbios son los responsables de convertir en yeso la roca formada por carbonatos. Poco a poco, los desechos de las bacterias convirtieron pequeñas fisuras de las rocas en cavernas por las que se puede caminar.

Aunque la edad exacta de la cueva Lower Kane aún se discute, Engel dice que es probable que se haya formado hace unos 10.000 años. Esto es relativamente reciente; las galerías de las cavernas que se forman por la acción más común del ácido carbónico crecen mucho más despacio.

Las grandes catedrales subterráneas de Carlsbad y Frasassi son mucho más antiguas. Las cavernas de Carlsbad, por ejemplo, tienen entre 10 y 14 millones de años. Son una muestra de lo que pueden lograr los microorganismos intraterrestres si se les da un poco de tiempo.

Noticias relacionadas
Reviviendo el Mar Muerto. La reserva de agua más salada del planeta.
Cambio climático. Los grandes emisores
Calentamiento global: ¿qué puedo hacer?
Vivir en verde (video)
Efecto invernadero (video multimedia)
Las claves del cambio climático
Desarrollan un árbol artificial que elimina día y noche CO2 de la atmósfera
Contra la demencia, dieta saludable
Se inspiran en el baile de las abejas para mejorar la eficiencia de los servidores de Internet
El Nobel de Física premia la tecnología que ha permitido reducir el tamaño de los discos duros
¿El fin de la polémica sobre las células madre?
La concentración de dióxido de carbono alcanza su máximo nivel
Un físico español logra crear un programa informático que detecta las olas 'asesinas'
Contra la agresividad en los medios
Nicole, contra la violencia machista
Nuevo Método Para Obtener Agua a Partir de Hidrógeno y Oxígeno
Ecología en la escuela
Mercados navideños en Alemania
Los efectos de la hiperactividad en los niños aumenta con el consumo de determinados aditivos que tienen algunos productos de alimentación
La Cumbre de Bali quiere sustituir a Kioto
Terrorismo doméstico. 68 muertas en 2007
Aprendiendo inglés, learning English
La mansión del inglés
Increible violencia contra la mujer
Más de un tercio de la superficie española se encuentra en riesgo de desertificación
Malaria, la amenaza amazónica
Violencia en América Latina contra las mujeres: una peste de siglos
La última década ha sido la más calurosa desde que existen registros
FELIZ NAVIDAD
Lámparas LED más eficientes para iluminación.
Lynds rompe con la mecánica clásica, la cuántica y la relatividad
El deshielo se acelera en los últimos 10 años en la Antártida
Aún faltan muchos años para crear vida
La orquesta milagrosa de niños de la calle
Encuentro cercano con asteroide (video)
Consejos de la Guardia Civil ante una agresión doméstica
El maltrato hacia los animales
Allan Bergius: un genio precoz
Gerhard Schmidt-Gaden y el canto coral en niños
España, nº 1 en consumo de cocaína y pastillas
Para adelgazar, desayunar
Explicación didáctica sobre el efecto invernadero
Logran investigadores británicos transformar el CO2 en gas natural
Plastilina en la Universidad
Los alcaldes de la comarca reparten las nuevas agendas del curso 2008/2009
Accidentalmente, curan a un hombre de SIDA
El alcohol es la adicción más tratada en los centros de drogodependencia de Granada
Estan recopilando el genoma del hombre de neandertal
Día de la Paz
PRÉHISTOIRE
Visita al Ecoparque Norte con 2º ESO
DINOSAURES
El mediodía solar fue a las 13:21 horas, el ángulo del Sol sobre el horizonte 54,4º y la distancia al paralelo 40ºN es 333,91 km
Archéologie : sur les traces des Robinsons noirs
À la source des laves noires
Hasta pronto
Napoléon mort de problèmes rénaux , selon un danois
palmarès des langues parlées dans le monde
Les États où le Français est langue officielle
Visita a la ETAP de Lancha de Cenes
IDEAL publica un artículo sobre la incorporación de la boccia a las clases de Educación Física en nuestro centro
Que pasa con nuestros televisores de alta definición y la televisión digital terrestre hdtv
Los "enganchados" a las redes sociales son peores estudiantes
Descubren cómo se propaga el Alzheimer
El alumnado de sexto de Primaria de la comarca de "el temple" visita nuestro instituto
Los cambios de la pubertad
Un Universo que hizo posible la vida
Visitando a nuestros abuelos por Navidad
La prensa se hace eco del trabajo de nuestros alumnos
El sueño, clave de una vida larga
biodiversité
Escolarización para el curso 2013/20014
Fuerzas de Seguridad y Jóvenes
Carta a padres/madres del equipo directivo
Guía de delegados y delegadas de padres-madres de IES El Temple
Plan de centro curso 2014/2015
Las matemáticas en la filatelia
Ganadores Concurso Literario
Programaciones curso 2015/2016
Tal día como nació Dimitri Mendeléyev
Escolarización curso 2016/2017
Panel de vídeos relacionado
Por palabra clave vida
El centro no se responsabiliza del contenido de los videos relacionados, ni ha creado ninguno de los videos expuestos


Fuente de significado de palabras Real Academia Española de la Lengua
1Las 186 palabras seleccionadas del apartado Vocabulario relacionado se han elegido de forma automática no tienen porque ser las más significativas del texto ni las menos utilizadas en cualquiera de los ámbitos de la lengua.