Vocabulario relacionado1
96 palabras

p. 1. f. Decimonona letra del abecedario español, y decimosexta del orden latino internacional, que representa un fonema consonántico de articulacií³n oclusiva, labial y sorda. Su nombre es pe....
salva. 1. f. V. salvo1.salvo1, va. (Del lat. salvus). 1. adj. Ileso, librado de un peligro. 2. adj. Exceptuado, omitido. 3. f. Saludo, bienvenida. 4. f. Saludo hecho con armas de fuego. 5. f. Serie de cañonazos consecutivos y sin bala disparados en señal de honores o sa...
atrevido, da. (Del part. de atrever). 1. adj. Que se atreve. U. t. c. s. 2. adj. Hecho o dicho con atrevimiento....
ciego, ga. (Del lat. caecus). 1. adj. Privado de la vista. U. t. c. s. 2. adj. Poseí­do con vehemencia de alguna pasií³n. Ciego de ira, de amor 3. adj. Ofuscado, alucinado. 4. adj. Dicho de un sentimiento o de una inclinacií³n: Muy fuerte, que se manifiesta sin dudas. 5. adj...
instinto. (Del lat. instinctus). 1. m. Conjunto de pautas de reaccií³n que, en los animales, contribuyen a la conservacií³n de la vida del individuo y de la especie. Instinto reproductor. 2. m. Mí³vil atribuido a un acto, sentimiento, etc., que obedece a una razí³n profunda, sin que se per...
cordialidad. (De cordial). 1. f. Cualidad de cordial (‖ afectuoso). 2. f. Franqueza, sinceridad....
mandado, da. (Del part. de mandar). 1. m. y f. Persona que ejecuta una comisií³n por encargo ajeno. 2. m. Orden, precepto, mandamiento. 3. m. Comisií³n que se da en paraje distinto de aquel en que ha de ser desempeñada. 4. m. Cuba, Méx. y Nic. Compra de lo necesario para la comid...
aeropuerto. (De aero- y puerto). 1. m. Terreno llano provisto de un conjunto de pistas, instalaciones y servicios destinados al tráfico regular de aviones....
tren. (Del fr. train). 1. m. Medio de transporte que circula sobre raí­les, compuesto por uno o más vagones arrastrados por una locomotora. 2. m. Conjunto de instrumentos, máquinas y útiles que se emplean para realizar una misma operacií³n o servicio. Tren de dragado, de artillerí­a, de la...
cerquita. (Del dim. de cerca). 1. adv. l. Muy cerca, a poca distancia. U. t. c. adv. t....
importunar. (De importuno). 1. tr. Incomodar o molestar con una pretensií³n o solicitud....
molestia. (Del lat. molestÄ­a). 1. f. Fatiga, perturbacií³n, extorsií³n. 2. f. Enfado, fastidio, desazí³n o inquietud del ánimo. 3. f. Desazí³n originada de leve daño fí­sico o falta de salud. 4. f. Falta de comodidad o impedimento para los libres movimientos del cuerpo, originad...
cordialmente. 1. adv. m. Afectuosamente, de corazí³n....
pañuelo. (Del dim. de paño). 1. m. Pedazo de tela pequeño, generalmente cuadrado, que sirve para limpiarse la nariz o el sudor y para otras cosas. 2. m. Trozo de tela, por lo general cuadrado y mayor que el de bolsillo, usado para abrigarse o como accesorio en la indumentaria femenina y ma...
pega1. 1. f. Accií³n de pegar (‖ adherir una cosa con otra). 2. f. Sustancia que sirve para pegar. 3. f. Baño que se da con la pez a determinados recipientes o vasijas. 4. f. Remiendo del vestido. 5. f. Pregunta capciosa o difí­cil de contestar. 6. f. Obstáculo, ...
solo1, la. (Del lat. solus). 1. adj. íšnico en su especie. 2. adj. Que está sin otra cosa o que se mira separado de ella. 3. adj. Dicho de una persona: Sin compañí­a. 4. adj. Que no tiene quien le ampare, socorra o consuele en sus necesidades o aflicciones. 5. m. Paso de dan...
tranquilamente. 1. adv. m. De manera tranquila....
preocupar. (Del lat. praeoccupāre). 1. tr. Ocupar antes o anticipadamente algo. 2. tr. Prevenir a alguien en la adquisicií³n de algo. 3. tr. Dicho de algo que ha ocurrido o va a ocurrir: Producir intranquilidad, temor, angustia o inquietud. U. t. c. prnl. 4. tr. Dicho de una co...
tira. (De tirar). 1. f. Pedazo largo y angosto de tela, papel, cuero u otra cosa delgada. 2. f. historieta (‖ serie de dibujos). 3. f. vulg. Gran cantidad de algo. Vino LA tira de gente 4. f. Derecho que se pagaba en las escribaní­as por tomar el pleito que iba en apelacií...
gozar. (De gozo). 1. tr. Tener y poseer algo útil y agradable. Gozar de sus riquezas. 2. tr. Tener gusto, complacencia y alegrí­a de algo. U. t. c. prnl. 3. tr. Conocer carnalmente a una mujer. 4. intr. Sentir placer, experimentar suaves y gratas emociones U. t. c. prnl. Gozarse...
oí­r. (Del lat. audÄ«re). 1. tr. Percibir con el oí­do los sonidos. 2. tr. Dicho de una persona: Atender los ruegos, súplicas o avisos de alguien, o a alguien. 3. tr. Hacerse cargo, o darse por enterado, de aquello de que le hablan. 4. tr. Asistir a la explicacií³n que el maestr...
pato1. (Del ár. hisp. páá¹­á¹­, este del ár. clás. baá¹­á¹­, y este del persa bat). 1. m. Ave palmí­peda, con el pico más ancho en la punta que en la base y en esta más ancho que alto. Su cuello es corto, y también los tarsos, por lo que anda con dificultad. Tiene una mancha de color verde metá...
lugareño, ña. 1. adj. Natural de un lugar (‖ poblacií³n pequeña). U. t. c. s. 2. adj. Que habita en un lugar (‖ poblacií³n pequeña). U. t. c. s. 3. adj. Perteneciente o relativo a los lugares o poblaciones pequeñas. 4. adj. Propio y caracterí­stico de ellos. Costumb...
cristal. (Del lat. crystallus, y este del gr. κρύσταλλος). 1. m. Sí³lido cuyos átomos y moléculas están regular y repetidamente distribuidos en el espacio. 2. m. Vidrio, especialmente el de alta calidad. Cristal de La Granja. 3. m. Pieza de vidrio u otra sustancia semejante...
pintado, da. (Del part. de pintar). 1. adj. Naturalmente matizado de diversos colores. 2. adj. pintojo. 3. adj. El Salv. y Ur. Dicho de una persona: Cuya autoridad o presencia es pasada por alto. 4. f. gallina de Guinea. 5. f. Accií³n de pintar en las paredes letreros prefer...
entrañable. 1. adj. íntimo, muy afectuoso....
redactor, ra. 1. adj. Que redacta. U. t. c. s. 2. adj. Que forma parte de una redaccií³n u oficina donde se redacta. U. t. c. s....
morador, ra. (Del lat. morātor, -ōris). 1. adj. Que habita o está de asiento en un lugar. U. t. c. s....
simpático, ca. 1. adj. Que inspira simpatí­a. 2. adj. Anat. Se dice de una de las dos partes del sistema neurovegetativo, cuyos centros radican en las regiones torácica y lumbar de la médula espinal y cuya accií³n es antagonista del sistema parasimpático. U. t. c. s. m. 3. adj. Mús. D...
muermo. (Del lat. morbus, enfermedad). 1. m. coloq. Persona o cosa tediosa y aburrida. 2. m. coloq. Estado de aburrimiento y sopor. 3. m. jerg. Adormecimiento o malestar producido por las drogas. 4. m. Veter. Enfermedad virulenta y contagiosa de las caballerí­as, caracterizada pr...
mencií³n. (Del lat. mentÄ­o, -ōnis). 1. f. Recuerdo o memoria que se hace de una persona o cosa, nombrándola, contándola o refiriéndola. ~ honorí­fica. 1. f. Distincií³n o recompensa de menos importancia que el premio y el accésit. hacer ~. 1. loc. verb. Nombrar a alguien o algo, h...
comido, da. (Del part. de comer). 1. adj. Que ha comido. 2. f. alimento (‖ conjunto de cosas que se comen o beben para subsistir). Ganar alguien la comida con el sudor de su frente Tener horror a la comida 3. f. Alimento que se toma al mediodí­a o primeras horas de la tarde. 4....
Nochebuena. 1. f. Noche de la vigilia de Navidad. 2. f. Méx. flor de Nochebuena....
teclado. 1. m. Conjunto de las teclas de un piano u otro instrumento musical. 2. m. Conjunto de las teclas de diversos aparatos o máquinas, que se manejan mediante botones de mando o teclas....
jamí³n. (Del fr. jambon). 1. m. Pierna trasera del cerdo, curada o cocida entera. 2. m. Carne de esta pierna. 3. m. ant. Anca, pierna. ~ de pata negra. 1. m. El de cerdo ibérico, de pezuña negra. ~ de York, o ~ de york. 1. m. El cocido. ~ en dulce. 1. m. El que se cu...
cocido, da. (Del part. de cocer). 1. m. Accií³n y efecto de cocer. 2. m. olla (‖ comida preparada con carne, tocino, legumbres y hortalizas). estar alguien ~ en algo. 1. loc. verb. coloq. Estar muy experimentado o versado en ello.□ V. mate cocidoseda cocida...
nostalgia. (Del gr. νόστος, regreso, y -algia). 1. f. Pena de verse ausente de la patria o de los deudos o amigos. 2. f. Tristeza melancí³lica originada por el recuerdo de una dicha perdida....
gallo. (Del lat. gallus). 1. m. Ave del orden de las Galliformes, de aspecto arrogante, cabeza adornada de una cresta roja, carnosa y ordinariamente erguida, pico corto, grueso y arqueado, carúnculas rojas y pendientes a uno y otro lado de la cara. Tiene plumaje abundante, lustroso y a menudo c...
luterano, na. 1. adj. Que profesa la doctrina de Martí­n Lutero, reformador protestante alemán del siglo XVI. U. t. c. s. 2. adj. Perteneciente o relativo a Lutero....
melodí­a. (Del lat. melodÄ­a, y este del gr. μελῳδία). 1. f. Dulzura y suavidad de la voz o del sonido de un instrumento musical. 2. f. Mús. Composicií³n en que se desarrolla una idea musical, simple o compuesta, con independencia de su acompañamiento, en oposicií³n a armoní­a, co...
canta. 1. f. Ar. y Col. Cantar, cancií³n o copla. 2. f. Ven. Copla popular escrita en octosí­labos....
cachete. (Del lat. capÅ­lus, puño). 1. m. Golpe que se da en la cabeza o en la cara con la palma de la mano. 2. m. Carrillo de la cara, y especialmente el abultado. 3. m. cachetero (‖ puñal). 4. m. And., Arg. y Chile. nalga (‖ porcií³n carnosa y redondeada). andar a...
cercaní­a. 1. f. Cualidad de cercano. 2. f. Lugar cercano o circundante. 3. f. pl. u. c. sing. m. tren de cercaní­as....
restaurante. (Del ant. part. act. de restaurar). 1. m. Establecimiento público donde se sirven comidas y bebidas, mediante precio, para ser consumidas en el mismo local....
puente. (Del lat. pons, pontis). 1. m. Construccií³n de piedra, ladrillo, madera, hierro, hormigí³n, etc., que se construye y forma sobre los rí­os, fosos y otros sitios, para poder pasarlos. Era u. t. c. f. Dialectalmente, u. c. f. 2. m. Suelo que se hace poniendo tablas sobre barcas, odr...
dueño. (Del lat. domÄ­nus). 1. m. Hombre que tiene dominio o señorí­o sobre alguien o algo. En la lí­rica amorosa solí­a llamarse así­ también a la mujer. 2. m. Amo de la casa, respecto de sus criados. 3. m. desus. Ayo, preceptor. ~ del argamandijo. 1. m. coloq. señor del argama...
divertido, da. (Del part. de divertir). 1. adj. Que divierte. 2. adj. Alegre, festivo y de buen humor. 3. adj. Arg. y Perú. Ligeramente ebrio. andar, o estar, mal ~. 1. locs. verbs. Vivir entregado a los vicios....
relativo, va. (Del lat. relatÄ«vus). 1. adj. Que guarda relacií³n con alguien o con algo. 2. adj. Que no es absoluto. 3. adj. No mucho, en poca cantidad o intensidad. Daba a aquel asunto una relativa importancia. 4. adj. Discutible, susceptible de ser puesto en cuestií³n. Su opin...
ironí­a. (Del lat. ironÄ«a, y este del gr. εἰρωνεία). 1. f. Burla fina y disimulada. 2. f. Tono burlí³n con que se dice. 3. f. Figura retí³rica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice....
bávaro, ra. (Del lat. Bavārus). 1. adj. Natural de Baviera. U. t. c. s. 2. adj. Perteneciente o relativo a este Estado de Alemania. 3. f. Coche antiguo al modo de los llamados estufas, aunque más prolongado....
enterado, da. (Del part. de enterar). 1. adj. Conocedor y entendido. 2. adj. Orgulloso, entonado, estirado. 3. adj. coloq. Que presume de saber mucho de algo. U. t. c. s. 4. m. Nota consistente en la palabra enterado, escrita al pie de un documento para hacer constar que la perso...
casualidad. (De casual). 1. f. Combinacií³n de circunstancias que no se pueden prever ni evitar....
taquilla. (Del dim. de taca2). 1. f. Mueble vertical con casillas o cajones que se utiliza en las oficinas para tener clasificados documentos. 2. f. Casillero para los billetes de teatro, ferrocarril, etc. 3. f. Despacho de billetes. 4. f. Recaudacií³n obtenida en cada funcií³n d...
pagar. (Del lat. pacāre, apaciguar, calmar, satisfacer). 1. tr. Dicho de una persona: Dar a otra, o satisfacer, lo que le debe. 2. tr. Dicho de los géneros que se introducen: Dar derechos. 3. tr. Satisfacer el delito, falta o yerro por medio de la pena correspondiente. 4. tr. C...
pagado, da. (Del part. de pagar). 1. adj. Ufano, satisfecho de algo....
indescriptible. 1. adj. Que no se puede describir....
admiracií³n. (Del lat. admiratÄ­o, -ōnis). 1. f. Accií³n de admirar. 2. f. Cosa admirable. 3. f. Signo ortográfico (¡!) que se pone antes y después de cláusulas o palabras para expresar admiracií³n, queja o lástima, para llamar la atencií³n hacia algo o ponderarlo, o para denotar én...
enfermo, ma. (Del lat. infirmus). 1. adj. Que padece enfermedad. U. t. c. s. 2. adj. enfermizo. apelar el ~. 1. loc. verb. coloq. Escaparse de la muerte que le tení­an pronosticada.□ V. puchero de enfermouncií³n de los enfermos...
volando. 1. adv. m. coloq. Inmediatamente, muy deprisa....
camerino. (Del it. camerino). 1. m. Aposento individual o colectivo, donde los artistas se visten, maquillan o preparan para actuar....
inadecuado, da. 1. adj. No adecuado....
vestí­bulo. (Del lat. vestibÅ­lum). 1. m. Atrio o portal que está a la entrada de un edificio. 2. m. En los grandes hoteles, sala de amplias dimensiones prí³xima a la entrada del edificio. 3. m. Espacio cubierto dentro de la casa, que comunica la entrada con los aposentos o con un pat...
conmocií³n. (Del lat. commotÄ­o, -ōnis). 1. f. Movimiento o perturbacií³n violenta del ánimo o del cuerpo. 2. f. Tumulto, levantamiento, alteracií³n de un Estado, provincia o pueblo. 3. f. Movimiento sí­smico muy perceptible. ~ cerebral. 1. f. Estado de aturdimiento o de pérdid...
amable. (Del lat. amabÄ­lis). 1. adj. Digno de ser amado. 2. adj. Afable, complaciente, afectuoso....
pací­fico, ca. (Del lat. pacifÄ­cus). 1. adj. Tranquilo, sosegado, que no provoca luchas o discordias. 2. adj. En paz, no alterado por guerras o disturbios. 3. adj. Que no tiene o no halla oposicií³n, contradiccií³n o alteracií³n en su estado. 4. adj. Se dice del sacrificio que o...
comida. 1. f. V. comido.comido, da. (Del part. de comer). 1. adj. Que ha comido. 2. f. alimento (‖ conjunto de cosas que se comen o beben para subsistir). Ganar alguien la comida con el sudor de su frente Tener horror a la comida 3. f. Alimento que se toma al mediodí­a o p...
panaderí­a. 1. f. Oficio de panadero. 2. f. Sitio, casa o lugar donde se hace o vende el pan....
carnicerí­a. (De carnicero). 1. f. Tienda o lugar donde se vende al por menor la carne para el abasto público. 2. f. Destrozo y mortandad de gente causados por la guerra u otra gran catástrofe. 3. f. Herida, lesií³n, etc., con efusií³n de sangre. 4. f. Ec. matadero (‖ siti...
dueña. (Del lat. domÄ­na). 1. f. Mujer que tiene el dominio de una finca o de otra cosa. 2. f. Monja o beata que viví­a antiguamente en comunidad y solí­a ser mujer principal. 3. f. Mujer viuda que para autoridad y respeto, y para guarda de las demás criadas, habí­a en las casas princ...
restaurante. (Del ant. part. act. de restaurar). 1. m. Establecimiento público donde se sirven comidas y bebidas, mediante precio, para ser consumidas en el mismo local....
recomendado, da. (Del part. de recomendar). 1. m. y f. Persona en cuyo favor se ha hecho una recomendacií³n....
cí³dice. (Del lat. codex, -Ä­cis). 1. m. Libro anterior a la invencií³n de la imprenta. 2. m. Libro manuscrito de cierta antigí¼edad. 3. m. Rel. Parte del misal y del breviario que contiene los oficios concedidos a una dií³cesis o corporacií³n particularmente....
cariño. (Etim. disc.; cf. lat. carēre, carecer, arag. cariño, nostalgia). 1. m. Inclinacií³n de amor o buen afecto que se siente hacia alguien o algo. 2. m. Manifestacií³n de dicho sentimiento. U. m. en pl. 3. m. Añoranza, nostalgia. 4. m. Esmero, aficií³n con que se hace una l...
pico1. (Del celtolat. beccus). 1. m. Parte saliente de la cabeza de las aves, compuesta de dos piezas cí³rneas, una superior y otra inferior, que terminan generalmente en punta y les sirven para tomar el alimento. 2. m. Parte puntiaguda que sobresale en la superficie o en el borde o lí­mit...
afuera. (De a-1 y fuera). 1. adv. l. Fuera del sitio en que se está. Vengo de afuera. Salgamos afuera. 2. adv. l. En lugar público o en la parte exterior. 3. f. pl. Alrededores de una poblacií³n. 4. f. pl. Mil. Terreno despejado alrededor de una plaza, para que el enemigo no pu...
manzana. (Del ant. mazana, y este del lat. Mattiāna [mala], una especie de manzanas). 1. f. Fruto del manzano, de forma globosa algo hundida por los extremos del eje, de epicarpio delgado, liso y de color verde claro, amarillo pálido o encarnado, mesocarpio con sabor ací­dulo o ligeramente azu...
envuelto. (Del part. irreg. de envolver; lat. vulg. *involtus). 1. m. Méx. Tortilla de maí­z aderezada y enrollada....
cortesí­a. (De cortés). 1. f. Demostracií³n o acto con que se manifiesta la atencií³n, respeto o afecto que tiene alguien a otra persona. 2. f. En las cartas, expresiones de obsequio y urbanidad que se ponen antes de la firma. 3. f. cortesaní­a. 4. f. regalo (‖ dádiva). 5....
tranquilo, la. (Del lat. tranquillus). 1. adj. Quieto, sosegado, pací­fico. 2. adj. Dicho de una persona: Que se toma las cosas con tiempo, sin nerviosismos ni agobios, y que no se preocupa por quedar bien o mal ante la opinií³n de los demás.□ V. bálsamo tranquilo...
experimentado, da. (Del part. de experimentar). 1. adj. Dicho de una persona: Que tiene experiencia....
inolvidable. 1. adj. Que no puede olvidarse....
diario, ria. (Del lat. diarÄ­um). 1. adj. Correspondiente a todos los dí­as. Salario diario. Comida diaria. 2. m. Relacií³n histí³rica de lo que ha ido sucediendo por dí­as, o dí­a por dí­a. 3. m. Perií³dico que se publica todos los dí­as. 4. m. Valor o gasto correspondiente a lo...
ameno, na. (Del lat. amoenus). 1. adj. Grato, placentero, deleitable. Escritor ameno. Conversacií³n amena. 2. adj. Dicho de un lugar: Agradable o placentero por su vegetacií³n. Valle ameno....
encantador, ra. (Del lat. incantātor, -ōris). 1. adj. Que encanta o hace encantamientos. U. t. c. s. 2. adj. Que hace muy viva y grata impresií³n en el alma o en los sentidos....
generoso, sa. (Del lat. generōsus). 1. adj. Dadivoso, franco, liberal. 2. adj. Que obra con magnanimidad y nobleza de ánimo. U. t. c. s. 3. adj. Abundante, amplio. Plato generoso. Escote generoso. 4. adj. Excelente en su especie. Caballo generoso. 5. adj. p. us. Noble y de ...
concertar. (Del lat. concertāre). 1. tr. Componer, ordenar, arreglar las partes de una cosa, o varias cosas. 2. tr. Ajustar, tratar del precio de algo. 3. tr. Pactar, ajustar, tratar, acordar un negocio. U. t. c. prnl. 4. tr. Traer a identidad de fines o propí³sitos cosas diver...
cinta. (Del lat. cincta, f. de cinctus, cinto). 1. f. Tejido largo y estrecho de seda, hilo u otra fibra, y de uno o más colores, que sirve para atar, ceñir o adornar. 2. f. Tira de papel, talco, celuloide u otra materia flexible. 3. f. cinta impregnada de tinta que se usa en las máqu...
villancico. (De villano). 1. m. Cancií³n popular breve que frecuentemente serví­a de estribillo. 2. m. Cierto género de composicií³n poética con estribillo. 3. m. Cancií³n popular, principalmente de asunto religioso, que se canta en Navidad y otras festividades....
vieja. 1. f. V. viejo.viejo, ja. (Del lat. vulg. vĕclus, y este del lat. vetÅ­lus). 1. adj. Se dice de la persona de edad. Comúnmente puede entenderse que es vieja la que cumplií³ 70 años. U. t. c. s. 2. adj. Se dice de los animales en igual caso, especialmente de los que son del ser...
vuestro, tra. (Del lat. voster, vostra). 1. pron. poses. Formas de 2.ª persona, de idéntica í­ndole gramatical que la de nuestro. U. t. c. n. con la terminacií³n m. sing. En sus cuatro formas puede referirse también a un solo poseedor cuando, por ficcií³n que el uso autoriza, se aplica plural ...

Mi experiencia en Bad Tölz

2008-05-10 00:19:37

Enviado por: Rocío Sánchez

Departamento de Música

Bad Tölz: Webcam coro de niños de Tölz, Wikipedia Vídeo: Tölzer Knabenchor, Oratorio de Navidad
3 de enero de 2008



Estimados amigos, compañeros y conocidos:


Supongo que, quienes sepan de mi viaje a la Baviera profunda, se estarán preguntando si he sobrevivido a mi experiencia tölzer y cómo. Pues bien, aquí me tenéis: no sólo sana y salva, sino totalmente
emocionada tras algo único, algo jamás vivido, algo nuevo de todas todas... Sí: nunca antes me había atrevido a emprender tanto sola; a andar a ciegas,
nunca mejor dicho, siguiendo mi instinto, preguntando a la gente y disfrutando de su ayuda, de su cordialidad, de sus ganas de querer hacer algo por los
demás.


Como no sé por dónde empezar, lo haré por el principio, como está mandado; es decir, que haré una rápida relación día por día:


El 22 llegué a Munich sobre la una y media. Los de personal del aeropuerto me acompañaron para tomar el tren hasta la estación central, pero entonces
me topé con un señor que iba a Wolfratshausen, muy cerquita de Bad Tölz. Me ofreció la posibilidad de llevarme en coche. Yo dudé: "no quisiera molestarlo...".
"Bueno, ya le he hecho la oferta" -concluyó él, sin querer importunar. Entonces me di cuenta de que para él no era ninguna molestia y acepté cordialmente.
Estuve todo el camino hablando con él y su hija, que venía precisamente de Barcelona para disfrutar de la Navidad con su familia, pues se está beneficiando
allí de un programa Erasmus. Bueno, eso de "beneficiarse"... EN fin, no te dan ni para pañuelos. Pero sigamos con la crónica:


El 23 comenzamos con el magnífico paseo del Isar. La única pega es que nuestra pensión no se encontraba en el centro; siempre nos liábamos para dar con
el Isarbrücke y la Marktstraße, es decir, el centro de la ciudad. Pero bueno: preguntábamos constantemente y nos orientaban; incluso una vez nos llevaron en coche.


Todos han sido sumamente cordiales y se han maravillado de que emprendiésemos tanto solos.


El paseo del Isar lo hemos hecho casi diariamente porque se trata de un camino de unos tres kilómetros por donde se puede andar tranquilamente, yendo
de frente, sin tenerse que preocupar uno de por dónde tira. Es además maravilloso gozar de la naturaleza, oír el río, los patos, disfrutar del ambiente,
hablar con los lugareños y aprender de ellos...


Después del paseo fuimos a la Marktstraße para ver el mercado navideño, al que sólo le quedaban dos días. Olía muy bien a especias, a carne, pero queríamos
saber qué había exactamente en los puestos, así que solicitamos una descripción a un transeúnte que no sólo cumplió nuestro deseo, sino que nos regaló
dos estrellitas de cristal pintado.


Luego fuimos a la sede del Tölzer Kurier para preparar el artículo, que apareció el 27. Ha quedado muy bien, muy entrañable; podéis ver una versión resumida y nuestra foto
aquí.

El redactor, Herr Steppan, resultó amabilísimo. Después

de la entrevista nos acompañó a casa. Se trata de una pensión en la que, aparte de nosotros, había
sólo tres personas más que se fueron antes. La casa cerró con nosotros, fuimos por tanto los últimos huéspedes. Los dueños también nos han ayudado mucho,
nos han hablado cordialmente, nos han enseñado algunas palabras del dialecto bávaro profundo, nos han regalado algunas cosillas... Ya contaré por partes.


El 24 subimos con una de las moradoras de la pensión y su novio al Kalvarienberg. Ella era muy simpática, el novio no tanto; algo muermo. Esta chica se
llama Kirsten; lo digo porque luego haré mención a ella. A las cuatro o así estábamos en casa, después de haber comido con ellos. Poco después se fueron
los dueños a Lenggries, una localidad muy cercana donde ahora tienen su casa. Los demás huéspedes también se disponían a pasar la Nochebuena en otro lugar,
así que Gertjaap y yo nos quedamos solos en la casa. Estuvimos cantando villancicos; suerte que en la pensión había un teclado. Sobre las ocho y media
nos dispusimos a comer algo. Gertjaap me decepcionó por afirmar que el jamón cocido le gusta más que el ibérico y que no conoce el salmón. ¡Oh, qué poco
mundo gastronómico! Tras la comida sentí nostalgia de mis padres, hubiera querido que estuviesen allí en Tölz.


A las diez y cuarto nos recogió Kirsten para ir a la Misa del Gallo. Lo que me impresionó de la misa es que todos cantaran los villancicos alemanes que
tanto conozco, así como corales luteranos, melodías de Bach... Tiene razón la gente que afirma que Bach en Alemania es música popular. Por cierto, ¡qué
bien canta la comunidad, qué afinado! No hubiera esperado tal cosa. A la vuelta, sobre las doce y media, pude experimentar nueve grados bajo cero. Mi chaquetón
es muy bueno, así que no sentí nada, pero en la cara se notaban esas temperaturas bajas, realmente me dolían los cachetes. ¡Qué emocionante!


El día de Navidad volvimos a dar nuestro paseo y a comer en las cercanías. Había tres restaurantes que visitamos con frecuencia, sobre todo uno al lado
del puente. Por la tarde nos llevó el dueño de la pensión al Kurhaus a ver un concierto con la banda municipal de Tölz, donde también todos cantamos villancicos
y se leyeron divertidas poesías relativas a la Navidad, con mucha ironía y algunas en bávaro puro. Los bávaros se toman el pelo a sí mismos con eso del
dialecto. Tras el concierto saludamos al director de la banda, un ex niño cantor (Seppi Kronwitter, lo encontraréis en las Cantatas de Harnoncourt), que
se alegró cuando le dijimos que conocíamos su voz de niño y que estábamos
allí por el Tölzer Knabenchor.


El 26, tras nuestro acostumbrado paseo, nos apuntamos a una visita guiada por la ciudad. Nos habíamos enterado previamente en la Oficina de Información
y Turismo. Realmente, me alegré de ser guiada. ¿Y qué nos esperaba tras aquella interesante visita? ¡El concierto, el principio y el fin de nuestro viaje!
Dio la casualidad de que Kirsten también iba, así que tuvimos compañía. Se nos había dicho que recogiéramos las entradas no en la taquilla, sino en un
puesto de cds que había en la puerta, que llevaba la familia Bauer, socios del coro (se encargan de la venta de discos). Pues nada, allá que fuimos y cuando
nos disponíamos a pagar la entrada... "Ya está pagada". ¿Quién nos hacía ese regalo tan maravilloso? Frau Schmidt-Gaden, es decir, la esposa del director
del coro. La emoción que experimenté entonces fue indescriptible: ellos valoraban nuestra admiración y nos recompensaban por este motivo, nos demostraban
así su aprecio y reconocimiento. Pregunté enseguida a Frau Bauer si Frau Schmidt-Gaden había venido, pues teníamos que darle encarecidamente las gracias.
Respondió que no, que estaba enferma, lo cual nos apenó bastante.
El concierto fue maravilloso: ¡cómo cantaron los niños! ¡Qué voz tan potente, tan bien formada! ¡Qué villancicos alpinos tan conmovedores! Pasé todo el
concierto levitando, volando por no sé qué regiones extraterrenas.
Tras la celebración comuniqué a Kirsten que quería felicitar a Schmidt-Gaden, a Gerhard, en este caso, director del coro. Pero ella respondió que eso
no era posible, que no se lo veía por ningún lado; claro, habría entrado al camerino (bueno, a cualquier rincón que hiciese las veces de tal). Concluí que
igual resultaba inadecuado insistir en este aspecto y tomé una rápida decisión: fui otra vez al vestíbulo, donde estaba la familia Bauer con los cds, y
pedí encarecidamente a Frau Bauer que felicitara al coro y que diera las gracias a Herr y Frau Schmidt-Gaden en nuestro nombre. "¡Sí, lo hago encantada!".
"Es que... -seguí yo-, ha sido tan maravilloso... Y Frau Schmidt-Gaden ha hecho tanto por nosotros... El coro significa mucho para nosotros". Seguro que
ella percibió mi conmoción porque me acarició el brazo y pronunció algunas frases amables.


Los demás días transcurrieron pacíficos, con nuestros paseos, nuestras comidas... El 28 tuve cumpleaños y recibí dos discos de los Tölzer, claro: los
Salmos Penitenciales de David, de Orlando di Lasso. Ese
día fui a comprar algo a una panadería y una carnicería y la persona que nos acompañó no sólo nos ayudó a encontrar el sitio, sino que además nos pagó
lo que compramos: ¡fue magnífico, jamás hubiera esperado tal cosa!


El 29 decidí emprender algo nuevo y visitar el monasterio de Benediktbeuern. La dueña de la pensión fue muy amable y nos llevó hasta allí, pero aún teníamos
tiempo antes de entrar en el claustro, así que dimos una serie de vueltas por los alrededores y luego nos encaminamos a un restaurante que nos habían recomendado.
El guía organizó una visita sólo para nosotros dos, algo especial, y fue magnífico pues nos aclaró muchas cosas. Allí fue donde se descubrieron los Carmina
Burana. Él se quedó extrañado de que supiésemos sobre estos códices, sobre Carl Orff... Fue muy amable y nos tomó cariño. Fijaos: en un pueblo de tres
mil y pico habitantes como es Benediktbeuern hay 2 universidades. Allí precisamente viven Herr y Frau Schmidt-Gaden; pero no me topé con ellos, ¡jeje!
El monasterio está en las afueras del pueblo, en cualquier caso.
El guía nos ofreció además una manzana y luego, tras la visita, nos llevó en coche a Bad Tölz, a 15 kilómetros de distancia.


Bueno, os iré contando poco a poco más cosas, pues esto ha sido algo rápido y sintético. Aquí no puedo plasmar el calor humano que me ha envuelto, la
cordialidad, la cortesía, la bondad de la gente, la tranquila atmósfera de Tölz, la sensación experimentada al ver que era capaz de ser independiente,
de organizar cosas... Ha sido inolvidable y tras este viaje concluyo que quiero emprender muchísimos más: esa aventura diaria, eso de moverme por un lugar
desconocido experimentando nuevas sensaciones, la amena conversación con los habitantes de allí, el concierto, sobre todo el concierto... Bueno, ha sido
muy entrañable. Y nosotros hemos hecho
historia en Bad Tölz, pues estamos en el periódico. Alguno nos paró para decirnos que nos había visto en el diario. Y Frau Schmidt-Gaden pondrá el artículo
en el archivo del Tölzer Knabenchor, sin duda, de lo cual me alegro. Hoy quiero llamarla para darle las gracias, a ver si la encuentro en la oficina. El
holandés ya habló con ella ayer y dice que es amabilísima. "Algo no fue bien" -comentó en un momento de la conversación. Gertjaap se extrañó y preguntó
de qué se trataba. "Que han estado ustedes en Benediktbeuern y no nos hemos visto" -completó la encantadora y activa "madre del coro".
¡Qué pena que estuviera enferma! Ella hubiera querido conocernos, y nosotros a ella,
por supuestísimo. ¡No hubiera esperado un detalle tan generoso, un regalo tan maravilloso por su parte!


4 de enero: la historia continúa.



Ayer llamé a Helga, es decir, a Frau Schmidt-Gaden para darle las gracias por habernos regalado las entradas. Lo primero que me dijo es que lamentaba
que hubiésemos estado en Benediktbeuern y no nos hubiéramos visto, que no hubiésemos dicho nada, que la próxima vez teníamos que concertar una cita, que
lo sentía muchísimo ... No hablamos mucho tiempo, unos cinco minutos, pero pude apreciar que es amabilísima. ¡Mas todo no acaba ahí! Hoy me ha llegado
una cinta, del Tölzer Knabenchor. ¿Qué puede ser, amigos míos? ¡Una carta sonora de Helga! Era una respuesta a mi mensaje, el que envié nada más llegar
aquí; pero fue inmediata la respuesta, porque si la oficina abrió el día 2... Se excusaba encarecidamente porque no nos hubiésemos encontrado, lamentaba
que no hubiésemos dicho nada cuando fuimos a Benediktbeuern y añadía que el jueves, es decir, el día de mi cumpleaños (igual se acordaba de que ese día
era mi cumpleaños, quién sabe), estuvieron en Tölz buscando nuestro hotel y no lo localizaron. ¡Si llego a saber eso...! ¡Qué pena, cuánto me hubiera gustado
verla! Bueno, a ella y a Gerhard Schmidt-Gaden. Afirma que igual vienen a Sevilla este año, que ya avisarán. Y nosotros queremos repetir el viaje a Tölz,
veamos. La carta concluía con una grabación de un villancico español cantado por los Tölzer, el "Ya viene la vieja". Ha sido todo un detalle, jamás hubiera
esperado tal cosa por su parte.
¡Un abrazo y gracias por vuestra atención!
Rocío.

Noticias relacionadas
Alemania obtiene buenas notas
Ecología en la escuela
Mercados navideños en Alemania
Tras las huellas de un coro de niños: Rocío viaja a Bad Tölz
Historia de un niño cantor
Panito Iconomou: el niño cantor que conmovía a sus maestros
La orquesta milagrosa de niños de la calle
Johann Sebastian Bach
Allan Bergius: un genio precoz
Gerhard Schmidt-Gaden y el canto coral en niños
¿Puede un ciego cantar en un coro profesional?
TÉLÉVISION
La música, una pieza clave para la educación.
Descubren correlación entre los gustos musicales y el coeficiente intelectual
La prensa se hace eco del trabajo de nuestros alumnos
Panel de vídeos relacionado
Por palabra clave Viajes
El centro no se responsabiliza del contenido de los videos relacionados, ni ha creado ninguno de los videos expuestos


Fuente de significado de palabras Real Academia Española de la Lengua
1Las 96 palabras seleccionadas del apartado Vocabulario relacionado se han elegido de forma automática no tienen porque ser las más significativas del texto ni las menos utilizadas en cualquiera de los ámbitos de la lengua.